13 formas creativas de hacer que tus hijos lean

hacer que los niños lean

¡Adopta un enfoque creativo para que tus hijos lean! La autora de YA, Alice Kuipers, comparte sus mejores consejos para conseguir que los niños comiencen a leer de forma asidua.

Que lo vean como un juego:

hazles una búsqueda del tesoro, y que el tesoro sea un libro. Deja pistas que los llevan alrededor de la casa para descubrirlo en un lugar inesperado. Las pistas pueden estar relacionadas con la historia del libro. La magia de descubrir un libro al final de la búsqueda les mostrará a sus hijos lo valiosos que pueden ser.

Vigila” a los autores:

si a tu hijo le gusta un autor en particular, síguelo online para enriquecer la experiencia: muchos autores y editores tienen sitios webs fabulosos con juegos, regalos, actividades y respuestas a preguntas sobre los libros. Asistir a eventos en las librerías locales con un excelente autor puede hacer que incluso el lector más reticente cambie su modo de ver la lectura. También puedes animar a tu hijo a escribir una carta a un autor del que le gusten mucho sus libros. ¡Nunca se sabe, podría recibir una respuesta real! ¡Eso sí que sería emocionante!

Lleva un libro siempre contigo:

la próxima vez que viajéis en el autobús o en el metro juntos o estéis sentados en la sala de espera del médico, saca un libro para leer con tu hijo. Es una forma más interactiva y sociable de pasar el tiempo, mucho mejor que dejarle jugar con la tablet o el móvil mientras el doctor os llama.

¿Pueden leer cosas que no sean libros?

¡Pues claro! las novelas gráficas y los cómics son muy atractivos para los niños. Llévalos a la tienda de cómics, o, mejor aún, ve una convención de cómics si puedes. Junto con las historias fantásticas, descubrirán disfraces, figuras y obras de arte. Busca qué cosas le interesan, se pueden leer muchas cosas a parte de cuentos o libros.

Déjalos cultivar su propio gusto:

acepta que tus hijos tengan diferentes gustos de lectura. Cuando mis hijos y yo vamos a la biblioteca para escoger cuentos, os aseguro que los que yo quisiera coger no son nunca los que ellos escogen, y de verdad que hay que darse cuenta de esto y aceptarlo de la forma más natural. Cada uno tiene sus gustos, y lo peor es obligar a un niño a que lea algo que no le apetece. Que disfruten de sus propias elecciones, y disfruta tú también de ver cómo se va formando su personalidad única como persona.

No fuerces a los pequeños lectores:

la lectura es buena para los niños, pero necesitan llegar a ella a su manera. Nosotros quisiéramos que se sentaran en el sillón, bien tranquilos, y estuvieran allí leyendo, como los adultos. Pero a veces el niño lee una línea (o se la lees tú) y va a correr o a hacer tonterías de las suyas, y luego vuelve. Déjalos que se expresen como quieran y se vayan acercando al libro a su propia manera.

Pasa la página tú también:

las investigaciones muestran que la mejor manera de hacer que los niños lean es que te vean a ti leyendo. Sí, eso significa que está totalmente permitido acostarse en el sofá con un libro en lugar de tumbarse en el suelo para construir otra torre. ¡Guay!

Construir su propia historia:

Hay muchos recursos para hacer que los niños inventen sus historias y luego las plasmen en un libro.  De forma online, la web Storybird.com, es el sitio web más chulo para  tu hijo pueda escribir su propia historia seleccionando las imágenes. Incluso puede imprimir el libro más tarde (es caro, pero vale la pena). A mis hijos les encanta leer libros que han escrito ellos mismos. De forma offline, hay muchos libros que fomentan la escritura creativa.

Involúcrate con la lectura:

Estad atentos a los eventos de lectura en vuestra ciudad: ayuntamiento, en bibliotecas, en plazas, cuenta cuentos, seguro que donde vivís no faltan eventos para fomentar la lectura.

Comprad libros juntos:

a mi adolescente y a mí nos encantaba tomar un helado y luego buscar en las estanterías de las librerías, o sentarnos frente a la web de nuestra librería favorita y decidir qué libro íbamos a comprar ese mes. Era un momento especial para nosotros. Podéis trazar el plan de “Un libro cada mes”. Es una buena idea para mantener su ilusión por leer, seguid la misma rutina siempre, el primer sábado de cada mes (por ejemplo), haréis la compra de un libro.

Navega por los blogs:

Internet y los libros no son enemigos naturales. Hay cientos de blogs fabulosos escritos por adolescentes conocedores de libros que están llenos de reseñas, entrevistas de autores, recorridos de libros y más. Una vez que hayas explorado algunos de estos sitios juntos y si tu hijo adolescente lo ve como un juego, anímalo a que participe escribiendo reseñas en Goodreads, o incluso a que comience su propio blog de lectura (si vais a seguir el plan “un libro cada mes”, puede escribir un post al mes sobre ese libro). A parte de fomentar la lectura, le estás enseñando un buen uso de las nuevas tecnologías.

¡Regala libros!

Cuando tengáis un cumpleaños, una comunión, etc. que vuestros hijos vean que regaláis libros, id a comprarlos juntos, hacedles ver lo chulo que es regalar un libro, que lo elijan ellos, que se involucren. En Petit Londoner tenemos una sección especial de libros para regalar, como ediciones especiales de las obras de Shakespeare o Dickens en inglés adaptadas a niños, kits de cuento+puzzle, y muchos libros más por descubrir ideales para regalitos.

¡Relájate!

si sigues insistiendo en que tus hijos lean, se resistirán. Si te relajas, mantienes la paciencia y les dejas a ellos, les dejas a la vista muchos libros disponibles pero no dices una palabra, es probable que comiencen a buscarlos. ¡Así que no desesperes!

Y ahora, cuéntanos ¿qué ideas pones tú en práctica para hacer que a tus hijos les guste leer?

 

 

¡Comparte!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on tumblr
Share on email
Share on whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

On Key

Artículos relacionados