10 beneficios asombrosos de contar cuentos a los niños

¿Con qué frecuencia le cuentas cuentos o historias a tus hijos? La respuesta, hoy en día, puede ser «alguna vez». Hoy en día, parece que el arte de contar historias a los niños se está perdiendo.

Contar historias es una parte crucial en el desarrollo de la personalidad general de tu hijo. Es una tradición milenaria seguida por los padres desde tiempos inmemoriales que también ha sido parte de la mayor parte de nuestra propia infancia.

Hoy en día, a los padres les resulta más fácil acostar a sus hijos después de ver sus dibujos favoritos, que acurrucarse en la cama y leer en voz alta. Lo que parece ser un simple placer de la infancia tiene muchos beneficios asociados, y es importante que dediques algo de tiempo cada noche para leerle a tus hijos.

Contar historias es tan simple como leer una historia de un libro (los cuentos). Si no tienes tanto tiempo (a veces los cuentos se hacen largos), siempre puedes compartir una historia que te haya pasado a ti, hablar sobre tu propia infancia o incluso leer en voz alta una historia en tu móvil. Hay innumerables ventajas de contar cuentos a los niños, especialmente a los preescolares, jardín de infantes y niños pequeños.

  1. Les inculca virtudes:  a los niños de todo el mundo les gusta escuchar historias. Quieren saber más sobre sus personajes favoritos y, a menudo, tratan de emularlos. Al contarle a tu hijo historias que vienen con un mensaje significativo, sin duda puedes inculcar cualidades como la sabiduría, el coraje, la honestidad, etc. desde una edad temprana.
  2. Los hace conscientes de su propia cultura y raíces: contarles historias de tu infancia y sobre diversas actividades y celebraciones de tu pasado los hará conocer más acerca de las diferentes costumbres y tradiciones que prevalecen en tu familia. Compartir historias sobre varios miembros de la familia los ayudará a conocer mejor su linaje.
  3. Mejora la competencia verbal: Leerles cuentos ayuda a familiarizarlos con el idioma y a aprender nuevas palabras y frases. Esta es también una gran manera de enseñar a tu hijo nuevas palabras y pronunciación de forma regular. Y si están aprendiendo inglés y los cuentos son en inglés, ¡muchísimo mejor!
  4. Alienta la creatividad y el poder de la imaginación: Escuchar una historia ayuda al niño a imaginar los personajes, los lugares, la trama, etc. en lugar de verla en un medio visual. Esto también mejora la creatividad, haciéndolos más imaginativos y abiertos a las ideas y al pensamiento libre.
  5. Una gran herramienta para entrenar la memoria: puedes usar la narración de historias para ayudar a aumentar la memoria de tus hijos. Una vez que hayas leído la historia, puedes pedirles que repita la misma después de unos días. Alternativamente, puedes pedirles que describan la historia hasta el presente. Esta es una forma divertida de aumentar su memoria y fomentar la concentración. También está muy bien hacerles preguntas sobre el cuento mientras lo lees y cuando lo terminas.
  6. Amplia sus horizontes: Los niños pequeños pueden no estar siempre expuestos a las diferentes culturas y países del mundo. A través de la narración de historias, puedes familiarizarlo con los diversos lugares y culturas de todo el mundo. Prueba a incluir historias de diferentes países y culturas para darle una comprensión más amplia del mundo.
  7. Hace que el aprendizaje académico sea más fácil: La narración de cuentos para niños es un trampolín para el aprendizaje académico. Muchos niños tienen la costumbre de aprender de memoria, sin entender el tema. Contar cuentos, como actividad habitual, puede ayudar a los niños a disfrutar y comprender mejor lo que están leyendo. Esto les ayuda a aprender mejor sus temas. A veces, enseñar materias escolares con una historia interesante (por ejemplo, una aburrida lección de historia puede convertirse en una historia histórica interesante) puede ayudarlos a comprender mejor y alimentar la curiosidad.
  8. Mejora las habilidades de escucha: La mayoría de los niños generalmente tienen un lapso de atención menor y les resulta difícil concentrarse en algo por mucho tiempo. Además, terminan hablando más, en lugar de escuchar. Contar historias a los niños garantiza que no solo sean más atentos, sino que también estén dispuestos a escuchar y comprender.
  9. Mejora la comunicación: A veces, los niños dudan en hacer una pregunta, aunque su mente esté llena de curiosidad. La narración de historias ayuda a los niños a aprender el arte de hacer la pregunta correcta. También les dice cómo mantener una conversación perfecta y los hace más confidentes. La lectura y la escucha regular también pueden hacer que sean mejores oradores.
  10. Ayuda a enfrentar situaciones difíciles con facilidad: Las situaciones difíciles a menudo pueden terminar dejando a los niños confundidos. Las historias sobre varios personajes que enfrentan situaciones difíciles pueden ayudarlos a comprender mejor este concepto. Intenta contar historias que enseñen a los niños que el dolor y el sufrimiento son parte de la vida tanto como la felicidad y la diversión. Las historias correctas pueden ayudarles a estar bien equipados para enfrentar la vida y diversas situaciones.

Estos son nuestros 10 beneficios, ¿se te ocurre alguno más? ¡A nosotras sí! El mejor beneficio del mundo es el ratito que pasáis juntos acurrucados en la cama compartiendo algo, algo importante! Sin duda el mejor beneficio de todos 🙂 y es que…¡cuánto queremos a nuestros peques!

¡Comparte!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on tumblr
Share on email
Share on whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

On Key

Artículos relacionados